En el Grand Prix de Gran Bretaña de 1999, Schumacher chocó en la esquina de Stowe debido a una falla de freno. Se rompió la pierna y estuvo fuera de la pista por 98 días.

Source
Image source: Xpb / Icon Sport