Schumacher desarrolló el primer casco liviano de carbon en 2014, con Schuberth que aguanta el peso de un tanque de guerra. Se mantiene fresco al piloto con el flujo de aire a través de 50 agujeros.
Source